Desde el otro lado del muro, en la República Federal de Alemania, el embajador Adolfo Hegewisch también marcaba información para México. En un largo informe del 28 de julio de 1989, en uno de sus párrafos comenta que las relaciones entre las dos alemanias se habían visto sometidas a fuertes presiones por el alto número de ciudadanos orientales que en las últimas semanas trataban de emigrar a la Alemania capitalista fuera del marco “legal”, aprovechando el desmontaje de las barreras en la frontera con Hungría o bien refugiándose en las misiones diplomáticas.

“Actualmente se encuentran 168 personas en la embajada de Budapest y 130 más en la representación permanente en Berlín (Este), que se niegan a abandonar los edificios y presionan de esta manera para emigrar a la República Federal Alemana. Dada la delicada situación, política y logística en Berlín, la RFA cerró el lunes pasado el acceso al público a su representación permanente. La embajada de Budapest continúa alerta, pero no descarta la posibilidad de que se aplique una medida similar dado el alto número de ciudadanos de la RDA que, pasando por Hungría, tratan de emigrar a Occidente.

“Las autoridades de ambos Estados alemanes se han visto sorprendidas por la alta afluencia de personas que buscan abandonar la RDA y no saben cómo manejar el conflicto sin dañar las relativamente ‘buenas’ relaciones”.

Algo había pasado con la embajada de México en la República Democrática Alemana. La información no estaba fluyendo como en los meses anteriores. Un llamado de atención desde México, con fecha 5 de julio de 1989, lo demuestra. “Extraña a esta dirección general ausencia información y comentarios esa embamex respecto sucesos de importancia en RDA, tales como: visita de Honecker Moscú, entrevista de Honecker periódicos Washington Post y Newsweek, posición RDA acontecimientos China, encuentro internacional zonas libres armas atómicas…”

El resumen mensual del mes de julio desde la embajada en la RDA consolidaba las versiones sobre los crecientes desplazamientos humanos hacia el lado capitalista. Los números comenzaban a preocupar a todos.

Del 1 al 30 de junio de ese 1989 aproximadamente 12 mil 500 ciudadanos de la RDA habían solicitado residencia en la otra parte de la Alemania. Un total de 44 mil habían emigrado. De ésos, 7 mil lo habrían hecho de manera ilegal.

“Con esta tendencia, se consideraba que para finales del 89, el número de migrantes alcanzaría los 100 mil”.

La información daba saltos. El 4 de septiembre, de la RDA informaban sobre la gravedad de salud de Erick Honecker. La versión oficial hablaba de una operación de la vesícula biliar. “Sin embargo, se comenta en círculos diplomáticos y prensa occidental que dicha intervención quirúrgica suspendiose virtud descubriose mandatario Honecker padece de cáncer… prevalece gran hermetismo entre autoridades y medios de comunicación y no trasciende mayor información particular, especulase dicha postura tiene propósito evitar repercusiones negativas y solución actual problema salidas masivas de germano orientales y ocupaciones de representaciones diplomáticas” (redacción y ortografía originales).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s