Prensa y poder político en México: Una historia incómoda

No hay comentarios

 

Prensa/poder político: los pendientes

Y esa es una historia que a los medios –y lo digo desde los medios porque trabajo en ellos– nos es muy cómoda. Es cierto, los gobernantes en turno aplastaban a aquellos medios y periodistas que se atrevían a cuestionarlos; controlaban, intimidaban con retirar concesiones de radio y televisión, papel para las publicaciones impresas; eso es cierto, pero esa es la mitad de la historia. Hay otra parte que a quien le toca contarla no lo hace, y que son los medios de comunicación.

Se cuestiona todo: el poder político, empresarios, Iglesia… todos entran en un proceso de revisión. ¿Y los medios? No hay revisión ni autocrítica porque no hay historia, porque le tocaba contarla y no lo ha hecho. Sí es cierto lo otro, pero esta parte también hay que decirla. Es decir, sí, se equivocaron; sí, hubo errores, y sí, hubo complacencia.

El escritor Mario Vargas Llosa no se equivocaba, México era una dictadura perfecta, aunque quizá quedaría mejor: Una Tiranía Invisible, como señala uno de los documentos localizados desde el cual se plantea la consolidación del poder a partir de un trabajo perfecto y preciso con los medios de comunicación: periódicos, revistas, radio, televisión, cine, etcétera (2).

Es prioritario dejar de mirar a la historia como una serie de casualidades; hay causalidades, hay quien sí estaba pensando en la construcción de poder que duró 73 años.

Han cambiado en términos cuantitativos, creo que tienen que cambiar en términos cualitativos; no hay una disposición de separación de parte de los medios para con el poder. Hay un discurso público que contradice las actitudes íntimas o no públicas de la relación con el poder.

Hay todavía una actitud de control de parte del Estado terrible; no es abierta y no es descarada como en los años sesenta, setenta y parte de los ochenta del siglo pasado, pero sigue habiendo un gran control de la publicidad de parte del Estado hacia los medios; es un mecanismo todavía muy, muy complicado. No hay una ley que norme ese tipo de criterio.

Creo que no se puede dar ese salto cualitativo mientras la prensa no se revise a fondo. Mientras tanto vamos a seguir teniendo lectores, radioescuchas y televidentes, pero no nos van a creer. En México un gran porcentaje no nos creen a los medios; nos consumen, pero eso no es credibilidad. Una historia de la prensa y el poder político en México distinta apenas comienza y sin duda la tarea será larga y ardua.

(1) Periodista argentino. De los pocos que se atrevieron a desafiar a la dictadura argentina al precio de su vida. Exactamente a un año de la toma del poder de los militares, Walsh envió por correo a las redacciones una “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar”. Tomemos el comienzo y el final de este largo texto: “La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en El Tigre, el asesinato de mis amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi 30 años […] Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles”. El 25 de marzo de 1977 un pelotón especializado emboscó a Rodolfo Walsh en calles de Buenos Aires con el objetivo de aprehenderlo vivo. Walsh se resistió, hirió y a su vez fue herido de muerte. Su cuerpo nunca apareció. La carta fue considerada, en su momento, por Gabriel García Márquez, como “una obra maestra del periodismo universal”.
(2) Archivo General de la Nación, Fondo Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales (DIPS). Caja 2998/A Folios 1-41. “Como complemento de este capítulo y para acentuar la necesidad de que el PRI disponga de un instrumento organizado técnicamente que desarrolle en su favor una propaganda institucional y no incidental, se consigna esta idea: por la acción de la propaganda política podemos concebir un mundo dominado por una Tiranía Invisible que adopta la forma de un gobierno democrático. Bajo esta condición, una democracia como la mexicana puede obtener niveles de control popular equivalentes a los que lograría por la violencia y el terror, una dictadura que solamente pudiera ofrecer a la ciudadanía espejismos y abstracciones. El control de la opinión pública en un régimen totalitario es elemental –La propaganda política de una democracia no puede y no debe imitar a la del estado dictatorial pero sí aprenderle muchas cosas: fe en sus recursos; persistencia en la acción; rapidez para proceder en los conflictos; interés por todos los problemas políticos, sean éstos reducidos o gigantescos, y otorgar a todos el mismo trato urgente– y a cambio en una democracia, como quedó dicho, se complica y en ocasiones resulta imposible. Las dictaduras reprimen por la fuerza las ideas y las expresiones populares. En un gobierno democrático este control debe alcanzar calidad de arte, toda vez que intente manejar ciudadanos libres, capaces de resistirse a la acción de las autoridades y capaces también de llevar el contagio de su resistencia a los demás. […]No obstante esta rápida selección de los métodos –todas las formas de la palabra escrita para los mejor dotados; imágenes gráficas, los usos audibles y visuales de la radio, la tv y el cine para los menos capacitados– que influyen en los diferentes sectores políticos para obtener resultados colectivos, la Propaganda política debe utilizar todos los vehículos de difusión: Prensa, Radio, Cine, Televisión, Teatro, Ediciones Institucionales, Carteles y Relaciones Públicas”.

Publicado en el No. 158 de el Cotidiano (noviembre – diciembre de 2009)

Páginas: 1 2 3 4 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s